Abogado concursal

Un abogado concursal de nuestro equipo te puede ayudar en todo lo relativo a estos procesos en los que hay que tener muy claro qué dice la Ley Concursal. Esta norma establece la obligación de los deudores de solicitar la declaración de concurso como mucho dos meses después de que haya comenzado la situación de insolvencia. No cumplir con esta obligación puede provocar que, en la fase de concurso, el administrador de la sociedad sea declarado culpable y tenga que responder de toda la deuda concursal con su propio patrimonio. Por eso es tan importante hacer las cosas bien en la fase de preconcurso de acreedores.

En el caso del concurso express, la ausencia de activos hace que el juez pueda declarar el concurso de acreedores y su conclusión en un solo auto por la imposibilidad manifiesta de afrontar el pago de la deuda. Es clave contar con el asesoramiento de un abogado de concurso de acreedores.

Para que no se nos olvide que el deudor tiene que cumplir con su obligación de solicitar el concurso y quedar de este modo protegido. Para, a resultas, no tener que asumir la deuda de la sociedad, la de proveedores y bancos y la de la Tesorería de la Seguridad Social o la Agencia Tributaria.

abogado concursal

Un abogado concursal solvente y serio

Un concurso express se cierra si se da una falta de activos. Es la alternativa que tienden a elegir los clientes que buscan liquidar su empresa sin responsabilizarse de las deudas de la sociedad.

En lo relativo a las empresas en concurso de acreedores, en esta situación puede acabar cualquier deudor que sea insolvente. Se nombra a un administrador concursal para que intervenga ante el órgano de administración. Es un procedimiento complicado para el que hay que contar con especialistas.

Una amplia cartera de servicios

Entre otras cosas, podemos ayudarte a reclamar cantidades que se hayan entregado a promotoras inmobiliarias en concurso de acreedores. Somos expertos, además, en procesos de ERE y ERTE. El primero, siglas de Expediente de Regulación de Empleo, al igual que el concurso de acreedores, es una herramienta legal de la que se valen empresas insolventes o en crisis para reducir la plantilla y disminuir de este modo los gastos laborales.

Supone el despido de parte o de toda la plantilla. El objetivo puede ser o liquidar la empresa o buscar su viabilidad por medio de su reestructuración. Sea como sea, te daremos toda la información con celeridad. Si la meta es la suspensión temporal de la relación laboral, la fórmula será un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Siempre velaremos por tus intereses. Recuerda que nuestra plantilla está capacitada para dar respuesta a un amplio abanico de situaciones.

logo abogados concursalistas

Contáctenos

    RESPONSABLE: Abogados Concursales, S.L., CIF, Calle José Ortega y Gasset 85-7º A Dcha. 28006 Madrid. Teléfono: +34 910 598 951, e-mail: info@grupoconcursa.com. FINALIDADES: Atender peticiones de información - Contratación de servicios - Envío de comunicaciones con fines comerciales. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se ceden datos a terceros, salvo empresas vinculadas. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. INFORMACIÓN ADICIONAL: Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí