Posibles consecuencias de un concurso de acreedores

Posibles consecuencias de un concurso de acreedores
El concurso de acreedores es un procedimiento que permite solventar problemas de solvencia económica que pueden sufrir las empresas, o trabajadores autónomos. Su objetivo es ofrecer una solución favorable para ambas partes, pero su resolución no siempre es la deseada. Estos casos son debidos cuando la insolvencia es agravada o provocada por dolo del deudor.

¿Qué es un concurso como culpable?

Como decíamos, una empresa puede solicitar un concurso de acreedores cuándo esta se ve imposibilitada de realizar el pago a sus proveedores, Seguridad Social o Hacienda entre otros.

El concurso de acreedores puede ser solicitado tanto por persona jurídicas, como PYMES o grandes empresas. También puede ser solicitado por el deudor, como un concurso voluntario o por parte de los acreedores, que sería un concurso necesario.

Si la situación económica de la empresa o del autónomo ha sido causada por el propio comportamiento del deudor, que ha generado o gravado la insolvencia económica que está sufriendo. En esta categoría, también entra el agravamiento por parte de otras personas responsables como representantes legales, directores generales, administradores de derecho, liquidadores …

Para declarar a un acreedor como culpable y que sea válido, esta clasificación debe ser emitida por un juzgado.

La Ley de Segunda oportunidad

Para cualquier resultado del veredicto y para los diferentes tipos de concurso de acreedores, la Ley de Segunda oportunidad ayuda a que las personas o empresas con escasa capacidad económica puedan hacer frente a sus obligaciones y empezar desde cero.

Por qué se clasifica un acreedor como culpable

Las acciones tomadas por el deudor para que sea un veredicto de culpabilidad vienen definidas en el artículo 441 de la Ley Concursal. Estas son las diferentes situaciones por las que un deudor puede declararse como culpable.

1. Alzamiento de bienes

Si un deudor hace que todos o parte de sus bienes desaparezcan y ya no estén a su nombre para perjudicar a la parte acreedora, e impedir o retrasar el embargo de estos.

2. Reducción del patrimonio

Cuando se trata de una reducción fraudulenta, nos referimos si en los dos años anteriores a la realización de concurso, estos bienes o derechos salieron con intención de fraude.

3. Simulación patrimonial falsa

En caso de que el deudor realice un acto jurídico donde se realice una simulación patrimonial falsa. Poner bienes a nombre de terceros, mentir sobre comprar o donaciones o reconocer deudas que no se tienen.

4. Errores en la documentación entregada

Si se presentan documentos falsos o con errores que no correspondan con la realidad.

5. Incumplir la obligaciones contables

Si el deudor debe llevar la contabilidad y ha cometido errores que impiden al Administrador Concursal poder realizar su trabajo.

6. Incumplir el convenio

Si el deudor llega a un convenio de pago con el acreedor, pero no llega a cumplirlo. Entonces se pasa al fase de liquidación del concurso de acreedores.

Consecuencias de ser declarado como culpable

1. Inhabilitación de la administración o representación legal

Si el deudor se declara culpable, los representantes legales o administradores pueden llegar a ser inhabilitados, que les impedirá la administración de sus bienes o de otras personas de 2 a 15 años. Solo si queda declarado en el convenio, la persona inhabilitada podría seguir como administrador o director de la empresa.

2. Pérdida de derechos de cobro

Perderán la condición de acreedores, y por lo tanto los derechos asociados con esta situación.

3. Devolución de derechos y bienes

Todas las personas declaradas culpable en el concurso de acreedores, deberán devolver los bienes del patrimonio, o de la masa activa que se obtuvieron de forma ilegal. Si no, se deberá entregar su valor.

4. Reclamarle una indemnización

Las personas afectadas podrán reclamar una indemnización por daños y perjuicios. en el concurso de acreedores, deberán devolver los bienes del patrimonio, o de la /masa activa/ que se obtuvieron de forma ilegal. Si no, se deberá entregar su valor.

5. Obligación de suplir las pérdidas

En caso de que el veredicto de culpable sea debido porque la actuación del afectado es más grave debido a su actuación.

Solicita información en nuestro despacho de abogados concursales en Madrid. Revisaremos y llevaremos tu caso gracias a nuestro equipo profesional con años de experiencia.